9 oct. 2006

Y nosotros viéndoles pasar

Resulta qu'ayeri ficieron un partíu de fútbol ente la seleición del País Vascu y la de Cataluña. Too entama a goler a lo que güel, ye dicir, política pura y dura. Y asina foi, cartelos (bien grandones) colo de «Catalonia is not Spain» y otros colo de «Euskal presoak Euskal Herrira» arriendes de bandorones independentistes de Cataluña y el País Vascu. Ta perclaro (y tábalo enantes de qu'entamare'l partíu) qu'eso diba tornase nuna reivindicación política.


Y por qué salgo con esto agora, pues bien, alcuérdome de cuando entamó la TPA les sos primeres emisiones y retresmitíen los partíos del Sporting y del Uviéu. Polo visto los de la Xunta pola defensa la Llingua Asturiana (organización que se define apartidista, o lo que ye lo mesmo, nes sos files allúgase xente de estremaes pensamientos políticos) quixeron entrar con pancartes a los estadios col lema «L'asturianu na TPA» (o daqué asemeyao) y nun los dexaron entrar. Les razones esgrimíes fueron que nun taba pertmitío amosar cartelos con mensaxes políticos.


Pues bien, agora (volviendo al entamu) pasa eso, lo del partíu País Vascu contra Cataluña. Toa una denunca y reivindicación política (per otra parte, y como yera d'esperar, antiespañola con quema de bandera española nes grades).


En fin, como dixo la Xunta, la reivindicación de presencia de la llingua asturiana na TPA (televisión que pagamos toos, incluíos esa mayoría d'asturianos que son favoratibles a la oficialidá del asturianu) nun ye una reivindicación política, sinón cultural. La llingua ye, enantes qu'otra cosa, una ayalga cultural d'un valir descomanao, qu'hai que sofitar como se sofita l'Alhambra de Granada o les naranxes de Valencia.


Agora resulta, como se vio, que mentanto que n'Asturies nun se permite la reivindicación llingüística (cultural) pacífica nos estadios de fútbol, fuera de les nuestres llendes (pero dientro entovía de lo qu'anguaño ye España) permítense nos estadios actos políticos radicales ensin que naide-yos diga un res.


Y agora nosotros a velo pasar too. Los políticos que tenemos son una mierda, téngolo comprobao. Y nun paren de restreganos pela cara que somos inferiores a otres comunidaes, que lo que faen n'otres comunidaes equí non, nin falar. Que yo sepa, eso nun ye defender los nuestros drechos, sinón tratanos como una comunidá de tercera categoría, ensin pesu, ensin personalidá. En fin, vergoñoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario